Planificación de abonado para Viña y Olivar


Empieza el año y con él la planificación de todo lo que tenemos que hacer a lo largo de este 2016.

En el tema agrícola, el inicio del año también puede considerarse, para el cultivo de la Viña y el Olivar, como el comienzo de un nuevo ciclo. Para saber en qué punto comenzamos ese nuevo ciclo, conviene realizar un análisis de suelo y en el caso del olivar, también un análisis foliar. Hay que tener en cuenta que llevamos un otoño y un invierno muy secos y que, puede ser que parte del abonado en suelo realizado durante el 2015, todavía se encuentre ahí, en el suelo, sin descomponerse y si haber sido absorbido por nuestro cultivo. Por eso la utilizad de un análisis de suelo.

En el caso del olivar también podemos hacer un análisis foliar. Como he comentado anteriormente, hemos podido abonar correctamente, pero en cultivos de secano, con la escasez de lluvias de este otoño-invierno, nuestro olivar no ha podido tomar adecuadamente el alimento del suelo, de ahí, que este análisis foliar pueda despejarnos todas las dudas de sobre su estado.

Según los resultados de los análisis podremos decidir si debemos o no abonar y cuál será la composición de ese abonado más adecuada. También podremos realizar correcciones de pH para una mejor absorción por parte del cultivo, de esos nutrientes o incluso añadir estimulantes, que ayuden a reactivarlo.

A continuación, propongo una tabla para el olivar, sobre actuaciones para todo el 2016, y por último, un cuadro resúmen sobre abonado y análisis para olivar y viña.

Espero que os sirva de orientación. Pero si tenéis cualquier duda o comentario, no dudéis en escribirme.

Gracias

Blog 1

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *